miércoles, 3 de abril de 2019

Conceptos básicos sobre nutrición


Los alimentos que ingerimos a lo largo de nuestra vida juegan un papel muy importante en nuestra salud. Gracias a ellos obtenemos la energía necesaria para que el organismo pueda realizar funciones vitales, éstos influyen de manera importante en el estado de ánimo incluso en la aparición o no de algunas enfermedades.

Es por esto que es de suma importancia conocer aspectos claves sobre la nutrición de manera tal que nos alimentemos de forma inteligente, cuidando nuestro cuerpo, nuestra mente y podamos obtener el máximo bienestar.

Nutrición ¿Qué es?

Cuando se habla de nutrición se hace referencia al proceso mediante el cual el organismo descompone los alimentos que ingerimos y obtiene de ellos los elementos que necesita para realizar funciones indispensables para la vida como respirar.

Este proceso se realiza en varias etapas en donde intervienen los órganos digestivos encargándose de la transformación física de los alimentos y las enzimas que actúan sobre ellos para transformarlos químicamente.

Dicho proceso se inicia en la boca (ingestión), continúa a nivel bucal, gástrico e intestinal (digestión), de ahí los nutrientes obtenidos pasan a la sangre para ser llevados a las células (absorción). Finalmente, aquellas sustancias que no son absorbidas por el organismo pasan al intestino grueso en donde se solidifican y son expulsados a través del ano (egestión).

Cómo tener una buena nutrición

Cada persona tiene una manera particular de alimentarse dependiendo de sus gustos, su cultura, su ritmo de vida y condiciones particulares. Por tanto, es importante destacar que una buena nutrición no se basa en tipos de alimentos específicos sino en los nutrientes que contengan los mismos.

Es decir, siempre y cuando se incluyan en la dieta todos los nutrientes necesarios, tendremos una buena nutrición.

6 nutrientes más importantes


Estos nutrientes son básicamente seis: proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y agua.
Las proteínas se encuentran en alimentos como carnes tanto rojas como blancas, granos, frutos secos y huevos. Cumplen diferentes funciones en nuestro organismo entre ellas la creación de hormonas, producción y recuperación de células así como el mantenimiento del sistema inmune.

Loa carbohidratos se encargan básicamente de aportar energía al cuerpo. Si no se consume la cantidad necesaria nos sentiremos débiles y sin fuerza. Se pueden obtener de las pastas, arroz, frutas, verduras y pan.

Las grasas, a pesar de tener muy mala fama, son necesarias entre otras cosas para la producción de células y la absorción de algunas vitaminas. Podemos consumir grasa “buena” a través de ciertos pescados y frutos secos.

Por su parte las vitaminas y minerales participan en muchos procesos esenciales que permiten gozar de huesos fuertes, funcionamiento adecuado de los distintos sistemas del cuerpo humano así como lucir una piel sana y envidiable cabellera.

Y por último, pero no menos importante, está el agua sin la cual nuestro organismo sencillamente no puede sobrevivir. Es de suma importancia para la digestión, la circulación, la regulación de la temperatura entre otros.

La buena nutrición es de suma importancia para mantenernos sanos, con energía e incluso estar protegidos contra ciertas enfermedades.