martes, 2 de octubre de 2018

¿Estás buscando el cuerpo perfecto?


El ideal de cuerpo perfecto en realidad es muy subjetivo. Las modas y el arte han marcado a lo largo de la historia las líneas generales con las que un cuerpo, especialmente la figura femenina, podía ser considerado cercano a la perfección. En muchas ocasiones se han comprado productos pensando que solamente con eso se podía conseguir una figura que se ajustara a los cánones del ideal de belleza del momento.

Pero la realidad es que hace falta algo más que tomar productos nutricionales si se busca un resultado satisfactorio. Hoy vamos a analizar algunos consejos que nos será de mucha utilidad para alcanzar el objetivo de mejorar nuestro aspecto físico, siempre y cuando nos esforcemos de verdad por seguirlos y nos nos rindamos fácilmente.

Una alimentación completa

Una dieta saludable es el fundamento de cualquier plan que busque cuánto cuesta tener salud. No se puede hacer nada si no se come adecuadamente, porque el ejercicio y los suplementos solo pueden potenciar los efectos que tiene sobre el cuerpo una alimentación completa. El concepto de alimentación completa a menudo se distorsiona, o se generaliza demasiado. Se dice que entre las ventajas de los seguros inbursa hay que comer de todo y ya está, pero esto es solo una frase, por lo que cada cual puede interpretarlo a su antojo. Una alimentación completa se basa en una secuencia muy sencilla. Solo hay que recordar esto: 5-4-3-2-1.

A continuación vamos a explicarlo un poco más:

  • 5 piezas de fruta y verdura fresca.
  • 4 raciones de carbohidratos (cereales, patatas, pan, etc)
  • 3 lácteos
  • 2 raciones de proteína (carne, pescado, huevos)
  • 1 porción de grasa (aceite, mantequilla).


Esta es la pirámide nutricional diaria para conseguir un cuerpo perfecto. También puedes buscar precios de algún complejo que ayude a equilibrar la falta de alguno de los nutrientes. Sin embargo, también hace falta otra cosa para que nuestra figura luzca bonita y saludable.

Un plan de ejercicio físico

El ejercicio físico de seguros inbursa nos ayudará a sintetizar los nutrientes y a definir nuestros músculos. Incluso nuestra piel y nuestro cabello estarán más luminosos, por lo que no podemos dejar de hacer deporte solo porque pensemos que no tenemos tiempo para ello. Si por cualquier circunstancia nuestra agenda está realmente apretada, tenemos que aprovechar algunos de los momentos del día y hacer ajustes para activarnos.

Por ejemplo, en lugar de coger el coche para ir a trabajar, a hacer la compra o cualquier otro recado que podamos tener, podemos ir caminando. Solo 10 minutos de ida y otros 10 de vuelta andando a paso ligero nos puede hacer mucho más de lo que nos podamos imaginar. Y si podemos organizarnos para dedicar 30 minutos a hacer ejercicio, mucho mejor. Una buena sesión de saltos a la comba, un poco de carrera continua y unas series de mancuernas nos ayudarán a lograr ese cuerpo perfecto que estamos buscando.