jueves, 20 de septiembre de 2018

Quienes son mejores en la cama ¿maduros o jóvenes?


Este artículo está claramente dirigido sólo a las mujeres, pero si algún hombre lo descubre por casualidad, que no se alarme, pues los ejemplos que doy en cierto sentido se pueden aplicar a las mujeres.

Porque la edad en el sexo hace también mucho, vamos a ver las ventajas y desventajas de elegir acostarse con un jovenzuelo de menos de 25 años, o hacerlo con uno de más de 40 (descartamos los hombres situados entre edades medianas).

El mejor hombre para la cama: el jovencito querubín cachondo


Estos jovenzuelos son un fetiche en muchos casos, pero ¡cuidado! Te puedes atragantar. Depende de la edad que tengas y de su misma personalidad, podéis resultar algo más que incompatibles. Vamos a decirlo, no todos son Aston Kutcher.

Suele ser el Speedy González de los orgasmos, es decir que se corre en cuestión de segundos, pero también es verdad que se le podrá en acción de nuevo en unos instantes.

Algunos de ellos tendrán poca idea de lo que a sexualidad se refiere, algunos incluso pensarán que el sexo es sólo coito (afortunadamente sólo son una minoría). Será tremendamente ágil y enérgico (con lo que te garantizas mayor diversión).

Son hombres sin cargas familiares (salvo en extraños casos), de casa o trabajo. Lo que te garantiza que no llegará cabreadísimo y con ganas de discutir, sino sólo de una cosa.

No suelen tener una situación económica estable, así que si es para el sexo estará perfecto, pero para algo más, dependerá de tu propia situación.

El mejor hombre para la cama: Maduros experimentados


Estos maduritos son material real, no suelen ser un fetiche (a no ser claro que hablemos de Brad Pitt). A estos no les pasa como a los jóvenes, no se corren en cuestión de segundos, sino que suelen durar más, permitiéndote disfrutar de ese momento por más tiempo.

Lo malo es que si no llegas al orgasmo antes, olvídate de que se le ponga erecta durante un rato. Suele tener más experiencia sexual y por tanto si ha sabido adquirir bien esos conocimientos, te asegurarás de un orgasmo mejor.

Pero esto sólo en algunos casos. Lo del cuerpo desde luego es mejor ni tocarlo, nada comparable a un jovenzuelo en la flor de la vida y ya no hablemos si este va al gimnasio.

Su situación financiera estable te asegurará de que no tenga que vivir con sus padres, o sus amigos en un piso compartido, lo que os dará plena libertad sexual en la cama, eso claro está, si no vive con un hijo en la misma casa.